Todos necesitamos ayuda alguna vez, unas veces sentimos que necesitamos ayuda de nuestra familia, otras veces tenemos claro que necesitamos a un amigo, y otras… no sabemos a quién acudir…

Hay muchos motivos por los cuales podemos sentirnos así, de repente nos damos cuenta de que en nuestra cabeza, nos oímos a nosotros mismos decir “así no puedo seguir, necesito que alguien me ayude”.

En mis años de experiencia he escuchado innumerables veces frases como estas:

  • “Yo no estoy tan mal como para ir al psicólogo”
  • “Yo no creo en esto”
  • Si yo vengo porque mi pareja/madre/amigo ha insistido, pero yo no necesito nada de esto”

Y sí… no es que sean afirmaciones falsas, de verdad sentimos que no estamos “tan mal”, que “eso” no nos puede ayudar… pero muchas veces es porque no tenemos claro para qué sirve un psicólogo, muchas de las personas con las que he tratado, después de unas cuantas conversaciones se sorprenden, porque esperaban que el hablar con un psicólogo fuera algo muy diferente.

¿Qué es lo que creemos que puede hacer un psicólogo?

Mucha gente piensa que ir a ver a un psicólogo sirve para “desahogarse”, para “conocerse mejor a uno mismo” o para “recibir consejos”, pero no, ninguna de estas tres son funciones de los psicólogos realmente; y no es que no nos desahogue todo aquello que podemos llegar a dejar salir en nuestra conversación durante la terapia, sí, es verdad que desahoga, sobre todo cuando se trata de cosas que no solemos hablar con facilidad con otras personas más cercanas, porque pensamos que no las entenderán; o que creerán que “estamos fatal”; y no es que no sea verdad que a veces podemos llegar a tener la sensación de que “nos conocemos mejor”, pero es eso, una sensación; lo que un profesional de la psicología puede llegar a saber de nosotros mismos… se lo hemos transmitido nosotros… Lo que sí puedo asegurar es que un psicólogo no da consejos. La función de un profesional de la psicología es dar pautas terapéuticas, estas pautas se basan, es verdad, en su experiencia y conocimientos, pero no son consejos.

¿Qué hace entonces un psicólogo?

Un psicólogo sí puede ayudarnos a identificar qué cosas, sobre todo qué conductas y/o pensamientos están entorpeciendo nuestra forma de afrontar las distintas situaciones de la vida, y nos enseña cómo podemos modificar esos comportamientos.

En la vida hay muchas situaciones que nos pueden hacer sentir mal, algunas pueden tener una explicación “evidente”, como es una enfermedad grave, la pérdida de un familiar o de alguien cercano… pero hay otras veces que nos resulta más difícil saber qué nos está haciendo sentir mal, o por qué. Un psicólogo conoce las leyes que marcan el comportamiento humano, y de ese modo puede analizar el problema de cada paciente y encontrar la explicación de que algo no esté causando problemas, qué variables han podido llevar a esa situación y cuáles factores la están manteniendo.

Además de entender el porqué de lo que ocurre, el psicólogo nos ayuda a encontrar la solución a esos problemas, al haber encontrado lo que lo causa y lo que lo mantiene, a través de idversas pautas terapéuticas, el psicólogo nos enseña a modificar lo que puede estarnos manteniendo en esa situación.

La siguiente pregunta es la que planteaba el título: entonces ¿por qué motivo o cuándo puede ser útil acudir a un psicólogo? La respuesta es relativamente sencilla: si hay algo en tu vida que te esté generando malestar, consulta con un profesional. Mucha gente piensa que ante algunas circunstancias vitales “es normal sentirse mal”, y si… puede ser normal, pero no necesario, vivir sufriendo.

¿Y tú, has ido alguna vez a un psicólogo? ¿Has tenido dudas sobre si un psicólogo te podría ayudar en una situación difícil? ¿Has tenido alguno de los pensamientos que he señalado, sobre las cosas que crees que hace un psicólogo y si esto te puede ayudar? Cuéntamelo en los comentarios.

O si tienes alguna duda sobre algo que no haya mencionado en el post, o quieres que escriba sobre algún tema que te preocupa o interesa, déjamelo en los comentarios.

Categorías: Psicología

Ana de la Calle

Psicóloga apasionada por su profesión, quiero compartir mi experiencia con cualquiera que pueda necesitar de una orientación y apoyo en su vida para sentirse verdaderamente mejor.

2 comentarios

Isabel · 21 diciembre, 2018 a las 7:32 pm

Yo sí he ido al psicólogo. El primer paso fue reconocer que necesitaba ayuda, una vez dado ese paso recomiendo que se tenga confianza en que la terapia ayuda. Es verdad que requiere un esfuerzo pero sin duda merece la pena porque es un aprendizaje personal para toda la vida.

    Ana de la Calle · 11 enero, 2019 a las 12:20 pm

    Hola Isabel, gracias por visitar la página y por compartir tu experiencia. En efecto es fundamental darnos cuenta de que necesitamos esa ayuda, hay que tener paciencia y esforzarse, pero por ejemplo, el saber de otras personas que han podido mejorar su estado gracias a la terapia, es un fantástico estímulo para quien puede estar dudando.
    ¡Muchas gracias por tu comentario!

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.